Prueba nuestro regulador de pH automático

91 623 93 03
Prueba nuestro regulador de pH automático

En el catálogo de nuestra empresa de instalación de piscinas de Guadalajara disponemos de un moderno sistema para regular el nivel de pH del agua, un equipo que lo controla y ajusta de forma automática.


Recuerda que vigilar el nivel de pH en el agua es básico para que esta sea apta para el baño sin que corramos riesgos. Además, la acción del cloro depende directamente del pH y, como consecuencia, la seguridad de los bañistas y el estado de la instalación. En Ardigral te recordamos que el pH siempre debe estar entre 7.2 y 7.6. Esta cifra hace referencia a la acidez o alcalinidad. Si descuidamos este aspecto y el pH es superior a 7.6, el cloro u otro desinfectante que se use perderá efectividad. Dicho de otro modo, habrá que usar más cantidad para que haga su función. Si es inferior a 7.2, el agua de la piscina adquiere propiedades ácidas y puede irritar los ojos y la piel.


Como expertos en la instalación de piscinas en Guadalajara te recordamos que para corregir el valor del pH del agua se pueden utilizar varios productos químicos. En el caso de las piscinas municipales el control tiene que ser diario con los analizadores e instrumentos de control adecuados. Normalmente y por causas naturales, el pH del agua tiende a aumentar, es decir, adquiere propiedades alcalinas. Por último, otro parámetro que tenemos que controlar es la concentración de cloro libre, que se debe situar entre 0.5 y 2 ppm.