Lona de Invierno:

Usar cobertores o lonas nos ayudará a mantener la piscina en buenas condiciones durante la época fría, ya que evitará que el agua se ensucie, así como reducirá las posibilidades de congelación y las posibles caídas o accidentes.

Lona de verano o térmica:

Ideal para cubrir la piscina durante la noche mejorando la retención de calor del agua del día y además para protegerla de suciedad. La manta térmica es la mejor manera de ahorrar en productos químicos y conseguir una óptima climatización de su piscina ya que ayuda a conservar la temperatura evitando las perdidas de calor que se producen entre la puesta y salida del sol.




Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted